Inicio
He creado este espacio para compartirlo con familiares y amigos, aunque no descarto la posibilidad de que otros visitantes se encuntren a gusto y lo puedan disfrutar tambien...

InicioMapa del sitioDescargasColaboradoresEnlacesAutor    
Buscar :

Ideas


Y encima del sofá... un televisor

¿Realmente merece el televisor ese papel protagónico que solemos darle?


¿Un flat panel sobre mi buró?

¿Y por qué no... "debajo" del buró?


¿Un flat panel sobre mi buró?

¿Y por qué no... "debajo" del buró?




Armando Acosta  (08-31-2005)

No fui de los primeros en comprarme un monitor plano o "flat panel" como le llaman en Inglés. Esperé pacientemente a que los precios llegaran al alcance de mi bolsillo. Por fin llegó el momento y compré el primero. Pero cuando retiré mi aguerrido armatoste de 17 pulgadas y coloqué en su lugar el ligero flat panel, me di cuenta de que el ahorro de espacio sobre mi buró no era el esperado.

Por medio siglo la ciencia-ficción nos ha sugerido la idea de colocar monitores de pantalla plana sobre la pared, como si fueran cuadros. Es algo que la humanidad ha estado esperando por mucho tiempo... y ahora que por fin lo tenemos ¿Por qué no ponerlos allí donde les corresponde?

Eso fue exactamente lo que hice. Me sorprendió que mi flat panel no viniera con los aditamentos para colgarlo directamente en la pared; tuve que aplicar algo de inventiva para conseguirlo, pero no fue difícil en realidad.


Lo único malo es que los cables quedaron colgando por debajo del monitor. En mi oficina eso no es un gran problema, pero quise colocar uno en la sala de mi casa y los cables no me resultaban nada decorativos. Una solución era practicar agujeros en la pared para correr los cables por dentro de ella, pero yo opté por una solución menos traumática, y a la vez más decorativa: coloqué una falsa pared de madera rústica y sobre ella coloqué mi flat panel. Los cables corren por detrás de la madera.


En mi oficina también tengo un buró de vidrio posicionado contra la pared, y allí también había colocado un flat panel. Pero me pareció que debería tomar ventaja de la transparencia de mi buró. Entonces me las ingenié para colocar el flat panel por debajo del vidrio, en ángulo de aproximadamente 45 grados para poder verlo con comodidad. Esto sí me pareció genial (modestia aparte...).


La experiencia con el flat panel sub-buróico ha sido muy positiva. Me resulta muy placentero leer en él, yo que odio leer la pantalla de una computadora, de hecho estoy leyendo más desde que lo tengo.

En fin, amigos lectores, son solo ideas de cómo tomar ventaja del poco peso y tamaño de estos nuevos monitores que ya son tan familiares entre nosotros... ¡Y que aún continúan robando espacio sentados tozudamente sobre el buró!


  • Ms ideas


  • Imprimir   Enviar a un amigo   
                                                    

    Miami / USAmail@armandoacosta.comInicio